Una síntesis del caso Rosenberg

11 06 2009

*Cortinas de humo o informantes mal comprendidos
De ser cierta la información que brindó un supuesto testigo que apareció el viernes, el caso Rosenberg estaría resuelto. La CICIG revela sus dudas.

En sólo un mes, a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) le han lanzado dos anzuelos en el caso Rosenberg. El primero llegó con la aparición de un juez que acusó a tres personas como asesinos materiales de Rodrigo Rosenberg. Un día después, se hizo público que acusador y acusados, quienes son vecinos, sostienen una extensa disputa en juzgados.

El segundo anzuelo aún está en investigación. La CICIG emitió ayer un comunicado en el cual pide a la Prensa no publicar “cualquier información como cierta”.

Palabras elocuentes que se refieren al testigo que se identificó como José Pérez León, aunque su verdadero nombre es Ovidio Batz Tax, y quien utiliza un tercer nombre, José Pérez López.

Esta persona se presentó el 12 de mayo, dos días después del crimen de Rosenberg, en la oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH),

Sergio Morales. En esa ocasión aseguró que existía un plan para matar al general Otto Pérez Molina, líder del opositor Partido Patriota (PP) y a la secretaria general del mismo, Roxana Baldetti.

El personal de la PDH lo hospedó en un albergue de Chimaltenango. Ahí consideraron que estaba seguro. El PDH se comunicó con los líderes del PP y les transmitió la información. Estos, en conferencia de prensa, armaron un revuelo con la noticia.

Dos semanas después, Batz Tax dijo que quienes querían matar a Pérez era una banda de delincuentes bautizada como “Pitágoras” por la Policía. En esta ocasión el supuesto testigo declaró que el PP ordenó la muerte de Rosenberg. Y dado que no pagaron el dinero exigido por los sicarios, estos querían venganza.

¿Es un testigo de fiar?
Durante esos días proporcionó información relacionada con un secuestro, que resultó certera,pero el PDH declaró ayer en una reunión con la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) que el declarante se contradijo y presentó datos no certeros relacionados con Rosenberg.

Batz Tax fue encarcelado, según la base de datos de la Policía, por estafar a personas a quienes ofreció visas a Estados Unidos por US$4 mil. El testigo, por seguridad, partió con su familia hacia México el fin de semana.

No al polígrafo
Parte de las evidencias que Batz Tax presentó son unos mensajes de texto que intercambió vía celular con Armando Paniagua, diputado por Quetzaltenango, integrante de las filas del PP.

Paniagua explicó que su teléfono es público y que el testigo se comunicó con él a través de la línea celular que le proporcionó el Congreso de la República.

El testigo aseguró que el intercambio de llamadas y mensajes se originó porque el congresista ofreció dinero y un vehículo a cambio de que no siguiera con la acusación contra el PP.

Pérez Molina explicó que esas llamadas y mensajes se establecieron cuando Batz Tax llamó a Paniagua para pedir dinero a cambio de información. El líder del PP negó que el partido ofreciera remuneración por silencio.

“Yo mismo llevé al diputado con el doctor Castresana para que entregara toda la información. Y el mismo Castresana me dijo que él (Batz Tax) no había querido someterse a una prueba en el polígrafo y se contradecía”.

¿Es desinformación?
El caso ha enfrentado en este proceso a los partidos dominantes: UNE y PP. Rosenberg acusó a la cúpula de la UNE de su asesinato y un mes después un supuesto testigo acusó a la cúpula del PP de ordenar y no pagar ese crimen.

La CICIG a través de un comunicado de prensa, solicitó evitar la desinformación: “Se hace un llamado especialmente a los medios de comunicación para no generar desinformación ni confusión al reflejar declaraciones de supuestos testigos”. A Batz Tax, de acuerdo con esas palabras, no le otorgan calidad de testigo.

Mientras los políticos libran sus batallas, la CICIG trata de ser inmune a la política. “Los medios de comunicación,” dice el comunicado, “deben ser conscientes de que no pueden permitir ser manipulados por intereses partidistas, o intereses sesgados, que no reflejan el interés general de la sociedad guatemalteca”.

En esas líneas CICIG advierte que surge información inclinada a favorecer intenciones políticas. Pérez Molina acusó al Gobierno de estar tras la aparición de dicho testigo. Mientras, Mario Taracena, diputado de la UNE, dijo que los patriotas le quitan ahora la importancia que antes le otorgaron porque el testigo ya no les sirve.

*Fuente: El Periódico

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: